10 consejos para mantener tus huesos sanos



El cuerpo humano es una máquina extraordinaria, y el sistema musculoesquelético es capaz de permitirnos una amplia gama de movimientos. Por ello, aquí te dejo 10 consejos para cuidar tus huesos:


1. Practicar ejercicio regularmente

Es importante realizar ejercicio de manera regular para incrementar la masa ósea.

Concretamente, los ejercicios dirigidos a cargar peso moderado y a mejorar la resistencia ayudan a mantener los huesos fuertes (como el yoga y el pilates).


2. Una alimentación saludable y rica en calcio

El calcio es indispensable para mantener la densidad ósea. Además, también ayuda a fortalecer los dientes y al funcionamiento de los músculos y los nervios. Por lo tanto, tener una dieta con niveles adecuados de calcio es vital. Las principales fuentes de calcio son: productos lácteos como el queso, vegetales de hojas verdes como el brócoli, nueces y semillas, entre otros.

3. Sol y vitamina D

La vitamina D es indispensable para la regulación del calcio en el organismo. Además, estudios también indican que la vitamina D juega un papel clave en el sistema inmunológico.

La mayor fuente de producción de esta vitamina es la piel, gracias a la exposición a los rayos solares. Una breve exposición diaria al sol (con sus debidas precauciones para evitar problemas cutáneos), puede ayudar a mejorar el estado de los huesos. También algunos alimentos contienen pequeñas cantidades de esta vitamina, como el salmón, yema de huevo y setas.

4. No fumar

El tabaco está asociado a un mayor riesgo de desarrollar osteoporosis que, sumado a los otros factores de riesgo (mujeres posmenopáusicas, vida sedentaria, etc.) puede empeorar el impacto sobre los huesos.


5. Reducir el consumo de alcohol

Beber alcohol reduce la capacidad del cuerpo de producir nuevo material óseo. Así que, para una mejor salud ósea, es recomendable evitar el consumo de grandes cantidades de alcohol.

6. Cuidar el peso corporal

Para promover nuestra salud ósea es imprescindible cuidar nuestro peso, ya que supone el primer elemento de sobrecarga y desgaste mecánico articular. Así que no sólo por estética, mantener un peso adecuado nos ayuda a prevenir el deterioro precoz de nuestras articulaciones.





7. Dormir bien

Conviene saber que es durante el sueño cuando el cuerpo se repara y repone el suministro de células óseas. De ahí que mejorar la calidad del sueño no sólo reducirá el estrés y mejorará el aspecto de tu piel, sino que también te ayudará a mantener tu densidad ósea.


8. Buena postura

Cuidar de nuestro tono muscular, movilidad articular y flexibilidad no es lo único. En ocasiones, ya sea por nuestro trabajo o por malos hábitos, tendemos a mantener posiciones inadecuadas. Por lo que te invito a concientizar tus hábitos de postura para instalar medidas de higiene que tu columna agradecerá.

Nunca es tarde, aprende ejercicios que sean seguros y apropiados para tu edad, los ejercicios dirigidos a trabajar el equilibrio y la coordinación pueden ser muy útiles y recomendables con el fin de evitar caídas.


9. Reduce el estrés

En efecto, para luchar contra la ansiedad, el organismo estimula la producción de cortisol. Esta hormona, si se produce en exceso, interviene en el metabolismo de creación de nuevas células óseas: disminuye la densidad de los huesos y aumenta el riesgo de fracturas.

Así que es válido tomar un respiro, descansar y fomentar un pasatiempo de manera regular.


10. Ama tu cuerpo!

La clave está en la prevención. Si creamos hábitos saludables desde etapas tempranas nuestro cuerpo nos lo agradecerá.




25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo